- 
Como-MESI-ABPI-MD-evito-la-amputacion-de-una-pierna

Trabajar en el ámbito de la asistencia sanitaria, especialmente desarrollando dispositivos que mejoran la salud y el bienestar los pacientes, aporta valor añadido a nuestro objetivo personal. Todos defendemos firmemente nuestra misión: fomentar la atención primaria para diagnosticar enfermedades de manera temprana y proporcionar un tratamiento a tiempo y exitoso que evite graves consecuencias.

En una época en que el coronavirus y sus terribles consecuencias están causando estragos en todo el mundo, nos complace traerle algunas buenas noticias y movimientos inspiradores que le sacarán una sonrisa. La siguiente noticia seguro que así lo hace.

Nuestro socio EBOS en Australia ha compartido con nosotros una historia cNuestro socio EBOS en Australia ha compartido con nosotros la siguiente historia con final feliz. La paciente tenía dificultades para caminar, así que acudió a la consulta para realizar una medición de su ITB. El dispositivo utilizado para llevar a cabo la medición fue MESI ABPI MD. Este dispositivo constituye una mejora generalizada en términos de detección temprana de la EAP en todos los pacientes del grupo de riesgo, lo que aumenta la eficacia del proceso. MESI ABPI MD ofrece una alternativa más rápida y definitiva que las tecnologías tradicionales.

En el informe de la medición que se adjunta, podemos ver que la tensión arterial sistólica en ambas piernas de la paciente era inferior a la de su brazo, especialmente en su pierna derecha (solo 95 mmHg). Por lo tanto, el ITB de su pierna derecha era de 0,9, mientras que la medición en su pierna izquierda marcaba 0,6. Un ITB de 0,9 se considera como valor límite, mientras que un ITB comprendido entre 0,4 y 0,7 indica una EAP moderada.

A raíz de los resultados, se aconsejó a la paciente someterse a un examen con la sonda Doppler, que utiliza ondas de sonido para determinar el flujo sanguíneo en las arterias. La prueba reveló un cambio aterosclerótico significativo con oclusión de la arteria femoral, así como de la arteria tibial anterior.

Posteriormente, la paciente fue derivada a un cirujano vascular, el cual llevó a cabo una revascularización quirúrgica y logró restablecer el flujo sanguíneo a través de las arterias bloqueadas.

Unas semanas más tarde, esta paciente volvió para darle las gracias con un ramo de flores a la enfermera Tricia Callow, que fue la primera persona en medir su ITB. La paciente le dijo: «¡Me has salvado de que me cortaran la pierna! Si no hubieses detectado el problema con tu máquina MESI ABPI MD, habrían terminado amputándomela».

Esto es lo que Tricia, que trabaja como enfermera asesora en el tratamiento de enfermedades crónicas, nos contó sobre MESI ABPI MD y sobre su trabajo en general.

¿Por qué decidió trabajar como enfermera?

En la profesión de enfermería, te enfrentas a muchos aspectos relacionados con la atención del paciente y ayudas a estas personas cuando atraviesan momentos difíciles. Me gustan las diversas formas que tenemos de mejorar sus vidas, y eso me resulta muy satisfactorio.

¿A qué retos se enfrenta en el ámbito del tratamiento de heridas?

Las heridas agudas y crónicas son un problema cada vez mayor en todo el mundo a causa del envejecimiento de la población y de la mayor prevalencia de afecciones crónicas, como la diabetes y la obesidad. A medida que sigue aumentando el índice de heridas crónicas, nos enfrentamos a importantes retos clínicos, administrativos y financieros.

¿Cuándo vio MESI ABPI MD por primera vez?

El año pasado, en uno de los centros en los que ofrezco asesoramiento.

¿Cuáles fueron sus primeras impresiones sobre el dispositivo?

Me pareció un dispositivo muy práctico y fácil de utilizar, y con un impacto muy positivo en el bienestar de los pacientes.

Comparta con nosotros un ejemplo de un caso en el que tuviera que asistir a un paciente con EAP. ¿Cómo le sirvió de ayuda MESI ABPI MD?

Realizamos una medición del ITB con MESI ABPI MD y descubrimos que el ITB izquierdo de la paciente era de 0,6. La derivamos inmediatamente a un radiólogo, quien confirmó la presencia de una EAP grave. Posteriormente, fue asignada a un cirujano vascular para someterse a una revascularización quirúrgica, y logró tratarla a tiempo. ¡Su ITB mejoró del 0,6 al 0,9 casi al instante!

¿Recomendaría este dispositivo a otros profesionales?

¡Por supuesto! Lo recomendaría a cualquier profesional sanitario que quiera proporcionar una evaluación arterial fiable y sin riesgos, y obtener resultados precisos en un espacio de tiempo muy breve.

Para finalizar, ¿qué se siente al saber que puede haber salvado la vida de una persona?

A pesar de que es algo que hacemos casi a diario, sigue siendo una sensación muy especial saber que hay personas que podrán ver la luz de un nuevo día gracias a lo que hemos hecho. ¡Ningún otro trabajo puede darte tanta satisfacción!

La anécdota anterior es una prueba viviente de que MESI es más que eficaz a la hora de proporcionar un tratamiento a tiempo y de salvar vidas de pacientes en todo el mundo.