- 

El creciente número de pacientes diabéticos, tanto en países desarrollados como en países en vías de desarrollo, trae consigo una serie de graves desafíos y pone al descubierto cuestiones apremiantes relacionadas con el tratamiento de este trastorno metabólico. Una de ellas es la necesidad de disponer de un tratamiento holístico para cada paciente, lo que requiere una excelente comunicación entre los diversos especialistas involucrados.

La diabetes mellitus no es la única afección médica que tiene un profundo efecto en la salud cardiovascular, pero su relación con varias enfermedades cardiovasculares (ECV) graves es también un serio problema. Asimismo, el tratamiento de la diabetes está repleto de desafíos que varían considerablemente en cuanto a su alcance y gravedad en función del paciente, lo que hace que esta cuestión sea un ejemplo idóneo de la necesidad de digitalización para los historiales médicos. Las ventajas son numerosas: introducción sencilla de comentarios y resultados de diagnósticos, trazabilidad de modificaciones (quién, cuándo y por qué), derechos para cada perfil de usuario e intercambio de datos de forma rápida y sencilla entre todos los participantes (médico de familia, cardiólogo y otros especialistas, personal de enfermería, etc.).

Como-pueden-ayudarle-las-herramientas-modernas

Los historiales médicos digitales o las historias clínicas electrónicas están convirtiéndose rápidamente en la norma en numerosos centros de salud. Ya se ha demostrado que conllevan una mejor calidad del tratamiento en general y un descenso significativo en el número de errores de prescripción debido a la pobre caligrafía, un estereotipo casi universal asociado a la profesión médica. No es de extrañar que los médicos que utilizan historiales médicos electrónicos tengan menos reclamaciones por mala praxis. Un estudio concluyó que los usuarios de historiales médicos electrónicos tenían menos reclamaciones por mala praxis, mientras que aquellos que no utilizaban el poder de la digitalización tenían más problemas legales.

Cabe destacar que los sistemas de historias clínicas electrónicas varían enormemente en lo que respecta a su facilidad de uso, su capacidad de compartir datos a través de diferentes canales y su conectividad con cualquier dispositivo de diagnóstico. MESI está a la cabeza de la innovación en este sentido con el desarrollo de una nueva solución integrada: un dispositivo de diagnóstico (MESI mTABLET) que puede personalizarse de acuerdo con las necesidades del usuario y que permite compartir datos al instante.

Práctica moderna en cardiología

A pesar de los grandes esfuerzos de muchas organizaciones médicas gubernamentales y sin ánimo de lucro a nivel mundial, los índices de ECV siguen siendo inaceptablemente altos, y muchos cardiólogos batallan constantemente contra la falta de tiempo crónica que pueden asignar a cada paciente. La digitalización de los procesos de trabajo en el ámbito de la asistencia sanitaria busca atenuar este problema.

Una forma de abordar esta cuestión es el uso masivo de dispositivos llevables conectados de manera inalámbrica y de sensores implantables o, incluso, ingeribles, que permitirían controlar constantemente el estado de salud de un paciente y advertir a tiempo de posibles resultados adversos. La implementación de un ecosistema de dispositivos de diagnóstico interconectados de tal amplitud se basa en la predicción de que se resolverán todos los retos asociados a la gestión de macrodatos. Por suerte, existen enfoques más realistas para la mejora de la asistencia sanitaria, tanto de parte del médico como del paciente. Hablamos de MESI mTABLET, que ya ha demostrado su valía en la medicina general y en otros entornos sanitarios.

MESI mTABLET es un sistema de diagnóstico portátil y totalmente personalizable que se compone de la unidad central (tableta de uso médico), módulos de diagnóstico conectables de forma inalámbrica y el software MESI mRECORDS para gestionar y compartir fácilmente resultados de diagnóstico y otros datos de pacientes. Además, es compatible con las aplicaciones de diagnóstico disponibles en el sitio en línea MESI mSTORE. Los cardiólogos se beneficiarían especialmente de la combinación de los módulos MESI mTABLET ECG (electrocardiograma) y MESI mTABLET ABI (índice tobillo-brazo) para realizar una medición fácil y rápida de los indicadores básicos de la salud cardiovascular, y para llevar a cabo un chequeo preventivo de la enfermedad arterial periférica (EAP). Al eliminar la necesidad de utilizar un pesado soporte con ruedas y una conexión constante a la red eléctrica, el cardiólogo puede llevar a cabo los diagnósticos incluso fuera de su consulta. Esto hace que MESI mTABLET sea especialmente útil para su uso con pacientes de más edad que tengan una menor movilidad, que estén recluidos en sus casas/residencias o que se encuentren en una situación de emergencia (cuando existe una necesidad acuciante de diagnosticar a pacientes a gran escala).

Los cardiólogos pueden limitarse a seleccionar el perfil de un paciente en MESI mRECORDS, llevar a cabo una prueba de diagnóstico (ECG, ITB o cualquier otra prueba admitida en este sentido) y guardar los resultados automáticamente en el historial médico electrónico del paciente, de modo que estén disponibles de forma inmediata para compartirse con cualquier usuario que tenga un PC o un dispositivo móvil con conexión a Internet.

Las herramientas modernas con portabilidad mejorada y conectividad inalámbrica son el futuro de la asistencia sanitaria moderna, y revolucionarán la forma en que los médicos llevan a cabo los chequeos y gestionan los historiales médicos.