We're sorry but mesimedical.com page doesn't work properly without JavaScript enabled. Please enable it to continue.
MESI logo
  1. Inicio
  2. es
  3. afecciones frec ...

Afecciones frecuentemente diagnosticadas con espirometría


LinkedIn icon Twitter icon Facebook icon

FUNCIÓN PULMONAR NORMAL

Un gráfico de flujo-volumen de la función pulmonar normal tiene las siguientes características:

  • un rápido aumento de la velocidad máxima del flujo;
  • un descenso casi lineal del flujo.

AFECCIONES OBSTRUCTIVAS

Las afecciones obstructivas están marcadas por la reducción del flujo de aire (la rapidez con la que puede inspirar y espirar). [11] [21]

La obstrucción se caracteriza por: [11] [22] [4]

  • VC normal o reducida;
  • FVC normal o reducida;
  • FEV1 muy reducida (debido a la resistencia de las vías respiratorias al espirar);
  • relación FEV1/FVC muy reducida;
  • bucle de flujo-volumen cóncavo;
  • pulmones anormalmente grandes (hiperinsuflados).

Asma

El asma causa diversos grados de problemas respiratorios debido a la inflamación y a la tensión de los músculos que rodean las vías respiratorias, lo que limita el flujo de aire. Se trata de una de las enfermedades pulmonares crónicas y no contagiosas más comunes en todos los grupos de edad. [4] [7] [23]

SÍNTOMAS

Los síntomas más comunes del asma son:

  • respiración sibilante (una especie de pitido al respirar);
  • dificultad para respirar (disnea);
  • presión en el pecho (puede dar la sensación de tener atada una cinta apretada alrededor del pecho);
  • tos.

El asma puede, en ocasiones, empeorar durante un período de tiempo (desde unos minutos hasta varios días). Es lo que se conoce como ataque de asma. Además de la tos y de los estornudos persistentes, los ataques de asma pueden causar:

  • dificultad para respirar constante (que afecta a la hora de comer y dormir);
  • respiración rápida;
  • frecuencia cardíaca rápida;
  • agotamiento;
  • mareos;
  • labios o dedos azules;
  • desvanecimientos.

CAUSAS

El asma suele iniciarse en la niñez, cuando el sistema inmunitario aún está desarrollándose. Puede producirse por muchos factores de riesgo (alérgenos en el ambiente, infecciones virales, historial familiar, raza o etnia, o sexo). Los factores de riesgo pueden combinarse.

El asma también puede aparecer más tarde en la vida, por ejemplo, debido a la obesidad o a los riesgos laborales (exposición a polvo industrial o a sustancias químicas).

Los ataques de asma son causados por desencadenantes:

  • factores ambientales (alérgenos);
  • calor o frío extremos;
  • estrés;
  • ejercicio físico.

O una combinación de todo lo anterior.

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO

Las principales pruebas utilizadas para poder diagnosticar el asma son:

  • Pruebas alérgicas
  • Prueba de imagen (radiografía de tórax)
  • Espirometría:
  1. Prueba de pico de flujo: La prueba mide la rapidez con la que puede espirar un paciente. Puede realizarse con el caudalímetro de pico o con un espirómetro. La puntuación puede indicar si se han estrechado las vías respiratorias. [27]
  2. Prueba de provocación con metacolina (prueba de broncoprovocación) o prueba de provocación con histamina: El asma se caracteriza por la hipersensibilidad de las vías respiratorias a ciertas sustancias, como los alérgenos. En esta prueba, la función pulmonar de referencia (FEV1) del paciente se establece primero con la espirometría. A continuación, el paciente inhala ciertas sustancias alérgenas («provocación»). El asma puede indicarse por un descenso significativo de FEV1.
El asma de conformidad con las directrices ERS

Las directrices ERS [28] definen el asma como la combinación de síntomas típicos (disnea, tos, respiración sibilante y presión en el pecho) y la demostración objetiva de una fluctuación excesiva del calibre de las vías respiratorias con al menos uno de los siguientes resultados:

1. Variabilidad del flujo pico ≥ 20 % o variación espontánea en FEV1 ≥ 12 % y 200 ml

2. Reversibilidad tras la inhalación del broncodilatador con una mejora en FEV1 ≥ 12 % y 200 ml

3. Hipersensibilidad de las vías respiratorias: PC20-M (o H) < 8 mg/ml (o 16 mg/ml en pacientes tratados con corticosteroides inhalados), PD con manitol < 625 mg o descenso en FEV1 ≥ 10 % tras el ejercicio

  • PC20-H: concentración de provocación que causa un descenso del 20 % en FEV1 con el uso de histamina
  • PC20-M: concentración de provocación que causa un descenso del 20 % en FEV1 con el uso de metacolina
  • PD: dosis de provocación

4. Mejora en FEV1 ≥ 12 % y 200 ml tras un tratamiento de 2 semanas con corticosteroides orales o de
4-6 semanas con corticosteroides inhalados

TRATAMIENTO

Hasta el momento, no hay cura para el asma, pero el tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas. El paciente suele crear un plan de tratamiento individual con su médico o enfermero para el asma.

El principal método de tratamiento para el asma son los inhaladores. Los inhaladores de prevención son dispositivos utilizados para reducir la inflamación y la sensibilidad de las vías respiratorias. Deben utilizarse a diario, incluso si no hay presencia de síntomas. La mayoría de los asmáticos también recibe inhaladores de alivio para tratar los síntomas cuando se producen. En los casos graves, pueden ser necesarios fármacos y otros tratamientos. [29] [67]

EPOC

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad pulmonar crónica progresiva e incurable. Se trata de la tercera principal causa de muerte en el mundo. [30]

La EPOC puede dar lugar a una serie de complicaciones, incluyendo: [31]

  • Infecciones respiratorias debido a una inmunidad respiratoria debilitada. Los pacientes con EPOC son más susceptibles a los resfriados, la neumonía y la gripe, que empeoran las dificultades respiratorias y pueden dañar aún más el tejido pulmonar.
  • Afecciones cardíacas. La EPOC puede aumentar el riesgo cardiovascular, incluido el de infarto.
  • También aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.
  • Hipertensión pulmonar: alta presión arterial en las arterias que llevan la sangre a los pulmones.
  • La EPOC es difícil de sobrellevar e impide la realización de muchas actividades debido a las dificultades respiratorias, lo que puede contribuir a la aparición de depresión.

SÍNTOMAS

El paciente experimenta cada vez más problemas respiratorios y la limitación del flujo de aire. En el caso de numerosos pacientes, la tos crónica (con o sin producción de esputo) puede aparecer años antes de la limitación del flujo de aire. Otros síntomas incluyen presión en el pecho, fatiga y dificultad para respirar crónica y progresiva (disnea). [31] [32]

Deberían tenerse en cuenta diagnósticos diferenciales. Por ejemplo, la dificultad para respirar y la tos también son síntomas de COVID-19, neumonía o asma.

CAUSAS

El factor de riesgo clave que debe evitarse es el consumo de tabaco. Otras causas incluyen la exposición ambiental o laboral a irritantes o calor o frío extremos, así como enfermedades genéticas: la deficiencia de proteína alfa-1 antitripsina (AAT) afecta a la capacidad del cuerpo de producir esta proteína, que protege los pulmones. [31]

Desencadenantes de la exacerbación de la EPOC: infecciones virales o bacterianasen la mitad de los casos, y factores ambientales en la otra mitad.

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO

La EPOC se diagnostica basándose en:

  • Historia clínica (desarrollo de los síntomas del paciente, factores de riesgo e historial familiar)
  • Cuestionarios [35]: El Cuestionario del Consejo Británico de Investigación Médica Modificado (mMRC) evalúa la dificultad para respirar del grado 0 (disnea únicamente con ejercicio extenuante) al grado 4 (afectación de las actividades diarias, incluida la capacidad para salir de casa). La Prueba de Evaluación de la EPOC (CAT) evalúa el efecto de la EPOC en el funcionamiento diario del paciente, con puntuaciones que van de 0 a 40.
  • Espirometría (FEV1/FVC): La espirometría se utiliza para medir la limitación del flujo de aire. Es fundamental para detectar la EPOC en su fase inicial, es decir, antes de la aparición de síntomas obvios. En este caso, se utilizan broncodilatadores (medicamentos usados para relajar los músculos bronquiales) para que el aire pueda pasar más fácilmente por los pulmones.[33]

Un diagnóstico oficial de EPOC se realiza basándose en el posbroncodilatador FEV1/FVC < 0,70, que muestra un límite de flujo de aire persistente. [30]

La EPOC según las directrices GOLD

El posbroncodilatador FEV1/FVC muestra la gravedad del límite del flujo de aire. Basándose en esta medición, las directrices de la Iniciativa Global para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (GOLD) clasifican a los pacientes en cuatro categorías [34]:

FEV1: volumen espiratorio forzado en 1 segundo; FVC: capacidad vital forzada.

TRATAMIENTO

Aún no hay cura para la EPOC. Al tratar la EPOC, se utilizan diferentes terapias para reducir los síntomas y su gravedad, mejorar la calidad de vida y aumentar la tolerancia al ejercicio. Dejar de fumar y evitar la exposición a ambientes nocivos es fundamental.

Los tratamientos incluyen:

Inhaladores:

  • Los inhaladores broncodilatadores relajan y abren las vías respiratorias. Incluyen agonistas beta-2 (para abrir los conductos bronquiales) y antimuscarínicos (para relajar las vías respiratorias bloqueando los impulsos nerviosos que causan la contracción de los músculos de las vías respiratorias). [36] Los inhaladores broncodilatadores pueden ser de acción corta (se utilizan únicamente al experimentar dificultad para respirar) o de acción larga (se utilizan con la exacerbación de los síntomas o con síntomas habituales).
  • En casos graves, se utilizan inhaladores con esteroides. Contienen corticosteroides, que reducen la inflamación de las vías respiratorias. [37]

Comprimidos (broncodilatadores, mucolíticos contra flemas, esteroides y antibióticos)

Rehabilitación pulmonar (una combinación de educación y ejercicio)

Oxigenoterapia

Cirugía:

  • Bullectomía: eliminación de una bolsa de aire en los pulmones
  • Cirugía reductora del volumen pulmonar: eliminación de una sección pulmonar dañada para queotras partes puedan funcionar mejor
  • Trasplante de pulmón

La EPOC es una combinación de una serie de afecciones, siendo las más destacadas la bronquitis crónica y el enfisema. Estas enfermedades tienen síntomas similares, pero afectan a diferentes partes de los pulmones. La bronquitis crónica afecta a las vías respiratorias (los conductos que permiten la entrada y la salida de aire de los pulmones), mientras que el enfisema afecta a los alveolos (los sacos de aire situados en el extremo de las vías respiratorias), lo que causa la rotura de sus paredes. Esta afección crea espacios de aire más grandes, lo que reduce la cantidad de oxígeno que llega al torrente sanguíneo. [7] [38] [39]

Ejemplo de una medición de espirometría en un fumador crónico durante muchos años con sospecha de EPOC:

BRONQUITIS

La bronquitis es la inflamación de los conductos bronquiales, lo que da lugar a ataques de tos con moco, dolor en el pecho, sibilancias y dificultad para respirar. Existen dos tipos principales de bronquitis: aguda y crónica. [38]

La bronquitis crónica es un tipo de EPOC que se desarrolla progresivamente. Los síntomas pueden fluctuar, pero nunca desaparecen por completo. La inflamación bronquial a largo plazo causa la formación de moco en las vías respiratorias, lo que bloquea aún más los estrechos conductos. El paciente desarrolla una tos crónica debido al intento constante de despejar sus vías respiratorias, pero también puede experimentar infecciones virales o bacterianas de forma frecuente. [33]

La bronquitis aguda suele producirse por infecciones ydesaparece al cabo de una o dos semanas. La tos es peor por la noche o durante el ejercicio físico.

CAUSAS

La bronquitis aguda suele ser provocada por infecciones respiratorias debidas a bacterias y virus: rhinovirus (resfriado común), gripe, virus respiratorio sincicial (VRS), COVID-19, etc. No es contagiosa, pero sí lo son los virus y las bacterias que la causan. [40]

La bronquitis crónica no es contagiosa. Está relacionada con una serie de factores de riesgo:

  • consumo de tabaco (activo o pasivo);
  • edad avanzada;
  • exposición ambiental o laboral a tipos de humos y polvo nocivos;
  • historial familiar de EPOC;
  • historia clínica de trastornos respiratorios (fibrosis quística, asma o bronquiectasia);
  • enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO

Con la bronquitis aguda, el diagnóstico es principalmente clínico (basado en el examen físico y en la historia clínica en lugar de en imágenes o pruebas de laboratorio). [41]

La bronquitis crónica se diagnostica a través de:

  • espirometría;
  • radiografía de tórax (para comprobar la existencia de insuficiencia cardíaca y otras afecciones que contribuyen a las dificultades respiratorias);
  • tomografía computarizada (TC) (para un examen pulmonar detallado, especialmente al sospechar la presencia de EPOC [enfisema]).

Los pacientes con bronquitis crónica deben someterse a pruebas de detección de la EPOC.

TRATAMIENTO

Los pacientes con bronquitis crónica no suelen tomar medicación. En caso de infecciones virales, pueden prescribirse antivirales. Esta misma indicación se aplica al uso de antibióticos en caso de infecciones bacterianas, especialmente en pacientes con otras enfermedades pulmonares o progresión a neumonía. [42] [43]

La bronquitis crónica no tiene cura. La interrupción de la exposición a irritantes provocará su remisión.

Entre los tratamientos de la bronquitis crónica, se incluyen:

  • broncodilatadores;
  • oxigenoterapia;
  • esteroides. [33]

ENFISEMA

El enfisema es una enfermedad pulmonar progresiva e incurable. Afecta a los alveolos, el lugar en el que la sangre y los pulmones intercambian oxígeno y dióxido de carbono en el proceso respiratorio. [44]

CAUSAS

La principal causa es la exposición a largo plazo al humo del tabaco, seguida de contaminantes ambientales (por ejemplo, contaminación aérea o sustancias químicas industriales). La deficiencia genética de proteína alfa-1 antitripsina (AAT, una proteína que ayuda a proteger los pulmones de inflamaciones e infecciones) puede hacer que el paciente sea más susceptible a los factores ambientales, lo que aumenta el riesgo de enfisema y EPOC.

SÍNTOMAS

  • Dificultad para respirar: es el principal síntoma. Al principio, solo ocurre con el ejercicio, pero la dificultad para respirar puede producirse en reposo a medida que progresa la enfermedad.
  • Tos: muchos pacientes con enfisema también tienen bronquitis crónica y, por tanto, tos crónica. [45]
  • Estornudos
  • Tórax en tonel: puede desarrollarse debido a un aumento del volumen pulmonar y a la hiperinsuflación de los pulmones.
  • Pérdida de peso: se produce debido al esfuerzo al respirar y a la pérdida de apetito en fases avanzadas.

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO

Examen físico y evaluación de la historia clínica (síntomas, historial familiar, historial de consumo de tabaco y exposición a irritantes ambientales).

Espirometría: Mostrará una reducción de FEV1 (más acuciada que en la bronquitis crónica), FVC y FEV1/FVC.

Estudios de imágenes

  • Radiografía de tórax: para descartar otras enfermedades, especialmente cardíacas.
  • Tomografía computarizada de alta resolución (TCAR): para la evaluación precisa de los cambios estructurales asociados al enfisema como, por ejemplo, hiperinsuflación y bullas (bolsas de aire).

TRATAMIENTO

  • Medicación: broncodilatadores (para la relajación de las vías respiratorias), esteroides (en caso de inflamación) y antibióticos (para combatir infecciones respiratorias, como neumonía, gripe o bronquitis aguda).
  • Vacunación: se recomiendan las vacunas contra la gripe y la neumonía.
  • Rehabilitación pulmonar: una combinación de educación (nutrición, técnicas de respiración y ayuda para dejar de fumar) y ejercicio físico.
  • Oxigenoterapia: en fases más avanzadas, también para uso domiciliario.
  • Cirugía: reducción del volumen pulmonar y eliminación del tejido dañado.
  • Trasplante de pulmón.
  • Terapia de proteínas: inyecciones de AAT en caso de deficiencia genética de AAT.

Fibrosis quística

La fibrosis quística (FQ) es la enfermedad recesiva autosómica más frecuente (es decir, transmitida de padres a hijos) en la población caucásica. Ocurre aproximadamente en 1 de cada 2500-3500 nacimientos y es menos frecuente en otros grupos étnicos. [49]

CAUSAS

La FQ está causada por mutaciones en el gen regulador de la conductancia transmembrana de la fibrosis quística (CFTR). Estas mutaciones afectan al funcionamiento de la proteína CFTR, responsable de la regulación del movimiento de la sal y del agua dentro y fuera de las células. La proteína CFTR defectuosa da lugar a la producción de moco grueso y pegajoso en diferentes órganos, afectando principalmente a los pulmones y al sistema digestivo.

SÍNTOMAS

Suelen aparecer antes o en el primer año de vida, siendo los más frecuentes el poco aumento de peso y las infecciones respiratorias.

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO

Si existen casos de fibrosis quística en el historial familiar, se recomienda someterse a pruebas de detección de portadores (análisis de sangre o prueba de enjuague bucal) para detectar la presencia del gen defectuoso antes del embarazo. Las pruebas de detección de la FQ también pueden llevarse a cabo durante el embarazo, pero solo se realizan en casos en los que existe una alta probabilidad de presencia de la enfermedad, ya que conllevan riesgos. La fibrosis quística también puede diagnosticarse en un examen de detección a un recién nacido (con análisis de sangre para niveles anormales de ciertas sustancias). Si el resultado del examen es positivo, se lleva a cabo una prueba de cloro en sudor. Se trata de la prueba definitiva para la FQ, en la que unos niveles de cloro elevados muestran su presencia.

Resulta fundamental que el diagnóstico se realice lo antes posible, ya que unas semanas después del nacimiento ya es demasiado tarde para unos resultados óptimos.

TRATAMIENTO

El tratamiento farmacogenómico implica tratamientos con fármacos adaptados basándose en la estructura genética de una persona. Sin embargo, las diferentes mutaciones de CFTR tienen un efecto distinto en la proteína CFTR, lo que significa que estos fármacos solo pueden utilizarse para tratar a los pacientes con ciertas mutaciones de CFTR. [51]

Los tratamientos para la FQ se centran en ayudar a disolver el moco y mejorar la digestión y la respiración, así como en evitar y tratar las infecciones. Implican técnicas para despejar las vías respiratorias (eliminar el moco de los pulmones), medicación (fármacos para diluir el moco, antibióticos para las infecciones, fármacos antiinflamatorios y suplementos de enzimas pancreáticas para la insuficiencia pancreática) y trasplante de pulmón.

BRONQUIECTASIA

La bronquiectasia es una afección crónica progresiva que se caracteriza por la dilatación irreversible y la cicatrización de las vías respiratorias, lo que da lugar a la acumulación de moco y a infecciones respiratorias recurrentes. (En cambio, enfermedades, como la EPOC y el asma, se caracterizan principalmente por la limitación del flujo de aire debido a la inflamación, lo que estrecha las vías respiratorias, y los cambios estructurales en los pulmones).

CAUSAS

La bronquiectasia puede producirse si el tejido elástico y los músculos que rodean los bronquios (vías respiratorias) se dañan permanentemente. Como resultado, los bronquios se ensanchan de forma anormal. En la mitad de los casos, se desconoce la causa. [53]

Otras causas incluyen:

  • Infecciones pulmonares en la infancia (sarampión, neumonía grave, tuberculosis o tos ferina) en un tercio de los casos;
  • inmunodeficiencia (genética o VIH);
  • fibrosis quística;
  • anormalidades en los cilios (estructuras similares al pelo que recubren las vías respiratorias de los pulmones) causadas por afecciones como, por ejemplo, discinesia ciliar primaria (genética) y enfermedad de Young (que afecta únicamente a los hombres, probablemente debido a la exposición al mercurio en la infancia);
  • aspiración (contenido estomacal que penetra accidentalmente en los pulmones);
  • aspergilosis broncopulmonar alérgica (ABPA) (alergia al aspergillus, un tipo de hongo);
  • inflamaciones en otras partes del cuerpo (por ejemplo, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o artritis reumatoide).

SÍNTOMAS

El daño permanente en las vías respiratorias debido a la bronquiectasia puede dar lugar a: [52]

  • acumulación de moco y, por tanto, tos crónica con grandes cantidades de esputo a diario;
  • toser sangre;
  • infecciones respiratorias frecuentes (neumonía y bronquitis);
  • falta de aliento y dificultad para respirar, especialmente durante la realización de actividad física
  • fatiga crónica y falta de energía;
  • malestar o dolor en el pecho, normalmente debido a problemas respiratorios o de tos;
  • acropaquia (debido a la reducción de la cantidad de oxígeno en sangre, el tejido de debajo de la uña se vuelve más grueso, lo que aporta a las yemas de los dedos un aspecto bulboso).

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO

El diagnóstico suele conllevar una evaluación completa, que puede incluir una historia clínica detallada, análisis de sangre (para comprobar la existencia de agentes infecciosos, como virus, bacterias u hongos), pruebas de imagen (TCAR, para comprobar la anchura de las vías respiratorias), cultivos de esputo (para comprobar la existencia de agentes infecciosos), broncoscopia (observación de los pulmones con una cámara, normalmente al sospechar que existe aspiración) y espirometría. [54]

TRATAMIENTO

La bronquiectasia causa daños permanentes, pero el tratamiento puede ayudar a evitar el empeoramiento de la enfermedad, lo que suele incluir una combinación de técnicas para despejar las vías respiratorias (eliminación del moco), medicación (antibióticos y fármacos antivirales), vacunación (vacuna contra la gripe y vacuna antineumocócica contra la neumonía) y cambios en el estilo de vida (ejercicio, hidratación y dieta equilibrada). La cirugía suele ser poco frecuente. [55]

Afecciones restrictivas

Las afecciones restrictivas reducen el volumen pulmonar, lo que evita que los pulmones se expandan completamente cuando el paciente inspira, y aparecen con mucha menos frecuencia que las enfermedades obstructivas. En el examen médico inicial, la espirometría permite diferenciar entre estos dos tipos de afecciones. [56][21]

La restricción se caracteriza por: [11] [4]

  • una forma aparentemente normal del trazado espiro métrico, pero de menor tamaño;
  • FVC reducido;
  • relación FEV1/FVC de normal a alta (los pulmones rígidos tienen una retracción elástica, que facilita la espiración);
  • posiblemente un PEF relativamente alto.

Las afecciones pulmonares restrictivas son causadas por factores pulmonares o no pulmonares. Las causas pulmonares de las afecciones pulmonares restrictivas se originan en el tejido pulmonar o en las vías respiratorias (lo que da lugar, por ejemplo, a fibrosis pulmonar o neumonitis). Las causas no pulmonares se originan fuera de los pulmones (por ejemplo, neumonía por aspiración).

Neumonitis

Pneumonitis is a broad term for lung tissue inflammation. It can also cover pneumonia as an infectioninduced inflammation. In medical practice, however, the term ‘pneumonitis’ is mostly used for noninfectious causes of lung inflammation. This condition typically arises when the lungs are exposed to an irritating substance. This causes inflammation in the tiny air sacs of the lungs (alveoli). This hinders the passing of oxygen through them into the bloodstream. [57] [58]

Si la neumonitis no se detecta o trata, puede derivar en neumonitis crónica, lo que puede dar lugar a la cicatrización pulmonar (conocida como fibrosis pulmonar, una afección potencialmente mortal).

CAUSAS

En la mayoría de los casos, no se identifica la causa de la neumonitis. Entre las causas frecuentes, se incluyen:

  • fármacos, incluyendo determinados antibióticos, medicamentos usados en quimioterapia y fármacos reguladores del ritmo cardíaco;
  • irritantes aerotransportados (pueden producirse en la agricultura, como pesticidas y heno mohoso, así como con el uso de humidificadores o baños calientes, donde el moho puede extenderse en forma de nebulización debido a la evaporación);
  • plumas y excrementos de aves (por ejemplo, en la avicultura o la colombicultura);
  • radioterapia, tanto en el pecho como en todo el cuerpo.

SÍNTOMAS

El síntoma más común es la dificultad para respirar debido a la tos seca, que puede estar acompañada de fatiga y pérdida de apetito, seguidas de la pérdida de peso involuntaria.

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO

El primer paso consiste en descubrir si el paciente ha estado expuesto a algún irritante causante de la neumonitis, lo que implica analizar la historia clínica y llevar a cabo un examen físico. Otros exámenes pueden incluir:

  • espirometría (para la evaluación de la función pulmonar);
  • oximetría;
  • análisis de sangre (para determinar el nivel de leucocitos);
  • tomografías computarizadas o radiografías (para comprobar la inflamación o el líquido en los pulmones);
  • broncoscopia, que puede implicar una biopsia pulmonar (la recogida de una muestra de tejido pulmonar) o un LBA (lavado broncoalveolar, es decir, la recogida de una muestra de líquido pulmonar).

TRATAMIENTO

El mejor tratamiento es evitar el contacto con el irritante. En función de la gravedad de la inflamación y de los posibles cambios fibróticos, el tratamiento puede implicar:

  • inmunosupresores;
  • corticosteroides;
  • rehabilitación pulmonar;
  • fármacos antifibróticos;
  • oxigenoterapia;
  • trasplante de pulmón.

Fibrosis pulmonar

La fibrosis pulmonar causa la cicatrización del tejido intersticial, es decir, células ubicadas entre los vasos sanguíneos y otras estructuras del pulmón, lo que provoca dificultades para respirar. La forma más común es la fibrosis pulmonar idiopática (FPI), es decir, con una causa desconocida. [59]

La fibrosis pulmonar puede dar lugar a una serie de complicaciones, incluyendo insuficiencia respiratoria, insuficiencia cardíaca derecha y cáncer de pulmón. [57] El índice de supervivencia medio está comprendido entre 3 y 5 años desde el momento del diagnóstico. [60]

CAUSAS

En la mayoría de los casos, no se identifica la causa de la fibrosis pulmonar. Sus causas identificables se engloban en cinco categorías: [62] [59]

  • Inducidas por fármacos: medicamentos usados en quimioterapia, ciertos antibióticos y determinados fármacos para el corazón
  • Inducidas por la radiación: radioterapia como parte del tratamiento contra el cáncer
  • Ambientales: el consumo de tabaco aumenta la probabilidad de sufrir la enfermedad
  • Autoinmunes: artritis reumatoide o infección viral
  • Laborales: exposición habitual a sustancias químicas y a otras sustancias nocivas (trabajadores metalúrgicos, peluqueros, ganaderos o canteros)

SÍNTOMAS

Los signos y los síntomas de la fibrosis pulmonar pueden aparecer pronto o durar años. La dificultad para respirar persistente (disnea) es el problema más común. Otros síntomas incluyen tos seca, fatiga, pérdida de peso inexplicada, dolor muscular y articular, y acropaquia en los dedos de las manos y de los pies (debido al aporte insuficiente de oxígeno a la sangre). [61]

DIAGNÓSTICO

La fibrosis pulmonar comparte muchos síntomas con otras afecciones pulmonares, lo que dificulta el diagnóstico. Para su diagnóstico, se emplean los siguientes métodos: [59]

  • Análisis de sangre: para descartar otras enfermedades y monitorizar la progresión de la enfermedad.
  • Pruebas de imagen: una imagen de la cicatrización pulmonar puede ayudar a confirmar el diagnóstico. Se utilizan radiografías de tórax o tomografías computarizadas.
  • Pruebas de la función pulmonar
  • Estudio de desaturación de oxígeno: para medir los niveles de oxígeno en la sangre del paciente durante diversas actividades.
  • Biopsia pulmonar: la toma de una muestra de tejido pulmonar para su análisis.

TRATAMIENTO

No hay cura para esta afección. La mayoría de los tratamientos de la fibrosis pulmonar se centra en aliviar los síntomas, lo que ralentiza el proceso de cicatrización y mejora la calidad de vida del paciente. [59] [61]

  • Medicación: antibióticos o corticosteroides.
  • Ventilador: para exacerbaciones agudas (rápido empeoramiento de los síntomas).
  • Oxigenoterapia
  • Rehabilitación pulmonar
  • Rehabilitación pulmonar

Sarcoidosis

La sarcoidosis es una enfermedad multisistémica caracterizada por una hiperreacción del sistema inmunitario, lo que da lugar a un patrón de inflamación denominado granulomas (nódulos de células inmunitarias que se forman porque el sistema inmunitario intenta aislar sustancias extrañas que no puede eliminar). Puede aparecer en cualquier órgano, incluidos los pulmones, y afectar a su funcionamiento. Puede producirse a cualquier edad y en cualquier grupo étnico. Sin embargo, la incidencia es mayor en los escandinavos (en comparación con otros caucásicos) y los afroamericanos. El 70 % de los casos se produce entre los 25 y los 40 años de edad, y un segundo pico aparece en mujeres mayores de 50 años. [63] [64]

CAUSAS

La causa exacta de la sarcoidosis no es conocida. Podría existir una predisposición genética, que podría desencadenarse por factores ambientales, como virus, bacterias, sustancias químicas o polvo. [64]

SÍNTOMAS

Los síntomas de la sarcoidosis dependen del órgano afectado. En los pulmones, se caracteriza por síntomas respiratorios, tos, dolor en el pecho y disnea. [63]

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO

Si se sospecha de la presencia de sarcoidosis, se llevará a cabo una tomografía computarizada de pulmón o una radiografía de tórax. En ocasiones, puede utilizarse una broncoscopia junto con una biopsia (tomando una muestra de tejido pulmonar). [65]

TRATAMIENTO

A menudo, la enfermedad desaparece sin necesidad de tratamiento a los pocos meses o años. Para los episodios de dolor, se emplean analgésicos sin receta (por ejemplo, ibuprofeno o paracetamol). En el caso de complicaciones más graves, se utilizan esteroides en comprimidos para aliviar el dolor, reducir la inflamación y evitar la cicatrización. [65]

Aprenda cómo realizar correctamente una ESPIROMETRÍA en un libro electrónico completo: